Bienvenidos a ANTZ        
                                  La página web del laboratorio de hormigas de la Universidad Nacional de Quilmes             

Bienvenidos

Integrantes

Proyectos

Subsidios

Publicaciones

Novedades

Contacto

Proyectos Anteriores: 

Linepithema humile

Las hormigas argentinas (Linepithema humile), como las hormigas de fuego (Solenopsis invicta y S.richteri) se han convertido en notables invasoras en áreas con clima mediterráneo o templado a lo largo del mundo (Estados Unidos, Australia, Nueva Zelandia). En Estados Unidos, estas dos especies se habían dividido el territorio de tal manera que las hormigas de fuego se encontraban principalmente en el Sur y Este de este país, mientras que las hormigas argentinas monopolizaban el Oeste. Sin embargo, recientemente se han encontrado las hormigas de fuego en California. Tanto las hormigas argentinas como las de fuego son consideradas una plaga urbana y de la agricultura, además de presentar efectos negativos en la diversidad de las comunidades que invaden.

A pesar de la reciente proliferación de la investigación sobre invasiones biológicas, la mayor parte de los trabajos con estas especies exóticas se han focalizado en las poblaciones introducidas. Este sesgo y falta de conocimiento de las características de las especies invasoras en sus hábitats nativos, impide entender las razones que llevan a ciertas especies a ser invasoras exitosas.


El proyecto del Dr. David Holway de la Universidad de San Diego, Californi y del Dr. Andrew Suarez de la Universidad de Illinois en Champaign, con quienes colabora la Dra. Patricia Folgarait, examinaron los factores que promueven la coexistencia entre las homigas argentinas y las hormigas de fuego en los lugares de origen, Argentina, donde estos taxas evolucionaron y coexisten. Los datos demuestran que ambas especies de hormigas son igualmente buenas competidoras en la búsqueda del alimento, siendo mas dominante una u otra, dependiendo de sus abundancias relativas. Por otro lado, esta rivalidad pareciera estar mediada por parasitoides específicos de las hormigas de fuego, mientras que las homigas argentinas carecen de este tipo de enemigos naturales.