Bienvenidos a ANTZ        
                                  La página web del laboratorio de hormigas de la Universidad Nacional de Quilmes             

Bienvenidos

Integrantes

Proyectos

Subsidios

Publicaciones

Novedades

Contacto

Nuestros proyectos:

La colecta

Los fóridos son colectados e identificados en su hábitat natural, y se les permite oviponer sobre las hormigas expuestas en bandejas. Las hormigas parasitadas son trasladadas al laboratorio para criar al parasitoide en condiciones controladas. La actividad de campo se realiza en varias provincias del país (Buenos Aires, Corrientes, y Santiago del Estero) abarcando un rango climático muy amplio. Recientemente hemos agregado las zonas de Formosa, Chaco y Salta.

Las zonas para la colecta fueron elegidas debido al parecido climático que tienen con la zona de invasión.

En particular Santiago del Estero tiene un parecido asombroso con Texas, lugar donde está el Dr. Gilbert, quien ha originado el desarrollo de este proyecto binacional.        


Hábitat típico de Texas. Foto cortesía de Larry Gilbert.

Hábitat típico de Santiago del Estero. Foto cortesía de Larry Gilbert.

En Texas abundan los cactus del género Opuntia. Foto cortesía de Larry Gilbert.

En Santiago del Estero también abundan los cactus del género Opuntia.
Foto cortesía de Larry Gilbert.

Koeberlinia spinosa (el "allthorn"), planta de Texas.
Foto cortesía de Larry Gilbert

Prosopis kutzei, planta de Santiago del Estero. Foto cortesía de Larry Gilbert.

Las distintas comunidades de fóridos y de hormigas son estudiadas en los lugares de muestreo a lo largo del año, donde también se colectan fóridos para ser criados en el laboratorio bajo distintas condiciones.

Los fóridos son colectados sobre los nidos de Solenopsis, cuando llegan para oviponer en las hormigas. Para colectar fóridos primero buscamos nidos de Solenopsis, que son fáciles de encontrar en lugares disturbados por el hombre, como bordes de caminos, campos de cultivo, zonas de pastoreo, areas de recreación, etc.

solenopsis nest nido
Buscando hormigas y foridos
solenopsis nest nido
Nido de Solenopsis sp.
solenopsis nest nido
Disturbando nido de Solenopsis sp.
solenopsis invicta
Hormiga luego de ser atacada por un fórido.

Una vez elegido el lugar, se busca atraer a los fóridos, disturbando el nido, exponiendo así a las hormigas, que salen del nido. Además de esta señal visual las hormigas dan señales de alarma, ambas funciona como un atractivo para la oviposicion del forido.

Los fóridos se atrapan con el novedoso "chupafóridos", de nuestra invención. Este complejo sistema consta de una manguera con un tubito en una punta, de la que se aspira aire por la otra punta.

Los fóridos son atrapados en los tubitos o "mamaderitas".

Una vez atrapados, se determina la especie de fórido mirando la forma de su ovipositor con una lupa manual. 

El dato de la especie a la que pertenece va a parar a una gran base de datos que tenemos, así fue como descubrimos que su patrón de abundancia y actividad varía durante el día y a lo largo del año, y de vez en cuando descubrimos una especie nueva, como Pseudacteon bulbosus en Santiago del Estero.

Las especies de fóridos criados actualmente en el laboratorio son Pseudacteon nocens, P. obtusus y P. cultellatus. En el pasado hemos criado otras especies: P. tricuspis, P. curvatus, P. borgmeieri, P. nudicornis, P. comatus.

Parte del ciclo de vida de los fóridos necesita a las hormigas como huéspedes. Las colonias de hormigas son colectadas en el campo, con una pala, las ponemos en baldes de donde no se puedan escapar.


Las colonias de hormigas se ponen en baldes.

A medida que el balde se llena de agua, las hormigas suben a la superficie con toda su cría.


Las hormigas flotan en el agua. Ahí aprovechamos para sacarlas con un colador.